Florece Nueva Esperanza con la inauguración de la primera planta comunitaria de elaboración de alimentos

Video

En el marco de la inauguración de la cocina comunitaria de Villa Esperanza, se presentó el proyecto Plantas comunitarias de elaboración de alimentos, una iniciativa impulsada por el Gobierno de Canelones a través de la Dirección General de Desarrollo Económico. La cocina se encuentra en el centro de barrio, inaugurado en el año 2019, y busca potenciar el desarrollo de los emprendimientos de carácter artesanal, familiar, micro emprendedores y emprendedoras, asociativo, cooperativo y de la economía solidaria, preservando y revalorizando el patrimonio de productos agroalimentarios, la comida casera y la artesanía alimentaria.

“El tema del empleo y los efectos de la pandemia ha hecho que mucha gente se haya puesto a cocinar en sus casas, y encontraron por ahí una salida. Lo que estamos haciendo acá es dando posibilidades para que este tipo de salidas se encaucen de una forma más firme (..) y de trabajar más asociados; esa es una de las claves”, reflexionó el Intendente Orsi durante su oratoria.

Sobre el proyecto

El objetivo de este proyecto es fomentar espacios habilitados en condiciones de inocuidad que estén a la orden de emprededores, emprendedoras o emprendimientos que necesiten contar con él para la elaboración de alimentos, así como facilitar las condiciones de comercialización.

Al respecto, el Director General de Desarrollo Económico, Álvaro Suárez, informó que esta es la primera cocina comunitaria que se inaugura en el departamento. “La idea es contar con un espacio que tenga las condiciones de inocuidad para elaborar alimentos con apoyo para generar productos que puedan llegar al mercado con la habilitación correspondiente. Tener un local habilitado para elaborar es una de las condicionantes más importantes y uno de los problemas más importantes que tiene la producción artesanal”, indicó.

El tema de la alimentación es prioritario en las políticas públicas impulsadas por la Intendencia de Canelones —a través de programas y planes como Canelones te alimenta, El Camión de las Chacras y el Mercado de Barrio— y estas plantas comunitarias son otro eslabón en la cadena de producción y comercialización.

Por su parte, la Directora de Desarrollo Cooperativo, Flavia Carreto, señaló que la idea es proponer lineamientos generales que se adapten a los territorios y requerimientos de cada espacio. “En esta ocasión, aquí trabajamos desde el año 2018, con los equipos técnicos y el Gobierno Departamental”, puntualizó.

Una comunidad que crece

Villa Esperanza se ubica en Solymar Norte. Allí viven alrededor de 155 familias, constituidas en su gran mayoría por niños, niñas y adolescentes. El aspecto comunitario hace que este proyecto sea relevante ya que son espacios en los que se propone una gestión compartida con usuarios, usuarias, municipios —en este caso Ciudad de la Costa— y el Gobierno Departamental.

Una de las emprendedoras que se postuló para la utilización del espacio es Fabiana Pinelo de Secretos de la tierra, emprendimiento de conservas de alimentos. Al ser consultada sobre la actividad de los empredendores, manifestó las dificultades y la capacidad de resiliencia con la que deben contar. “Nosotros los emprendedores vamos realizando el sueño con lo que tenemos a nuestro alcance. Desde la idea inicial hasta desarrollarla y poderla comercializar para poder vivir de eso. En el camino siempre te encontrás con muchos obstáculos. Hay mucho de resiliencia en el tema de ser emprendedor, lo que necesitamos son apoyos de todos lados, del Estado, de donde sea”, aseguró.

Asimismo, dijo que sentía una gran emoción por tener la posibilidad de contar con este espacio. “Todo lo que implica tener un bollón de conservas a la venta es tener el conocimiento necesario para elaborar esa conserva, el lugar donde realizarla con las condiciones de higiene necesarias, poder envasarla y, luego, el etiquetado, que también tenés que capacitarte para brindar la información necesaria al consumidor. Es todo un desafío”, agregó.

La comunidad de Nueva Esperanza recibió con gran emoción esta iniciativa. Así lo manifestó la referente del merendero que funciona en el Centro de Barrio, María del Carmen Novoa, Patricia para los vecinos. “Contenta de ver que el barrio va en desarrollo. Hace casi 30 años atrás éramos unos ranchitos y hoy tenemos calle, luz, agua y se nos viene el saneamiento en camino. Hoy tener un centro de barrio hermoso y con la cocina comunitaria es tener una posibilidad para todas las vecinas y vecinos, que a veces tenés un emprendimiento y no tenés cómo elaborar tu producto y que salga con un sello de calidad, ¡qué bueno eso!”, reflexionó.

En la misma línea, la Secretaria de la Asociación Civil Nueva Esperanza (ACNE), Concepción Bercetche Marchese, expresó: “Me siento feliz porque el barrio crece, gracias a la compañía permanente de la Intendencia de Canelones, autoridades del PMB y el equipo técnico —Mirna Rodríguez, Ariel Salqui, Federico Carrizo—, quienes han sido nuestro apoyo en este período. La cocina lo que nos da es el lugar exacto para elaborar en las condiciones necesarias, siguiendo el protocolo correcto para tener productos de calidad (...) Para mí, Nueva Esperanza crece y florece”.

 

Video completo de la actividad.

Galería de imágenes

Video